El signo en el proceso de comunicación.

Leía Proceso sígnico el mismo día que falleció Umberto Eco: 19 de febrero de 2016. El autor muere, pero seguimos dialogando. La escritura es una lucha frente a la muerte.

M.E.V. Mariano Carrasco Maldonado

El texto es una reflexión acerca del signo en el proceso de comunicación. Teóricos como Umberto Eco, Ferdinand de Saussure, Charles Sanders Peirce o Charles William Morris plantean teorías o modelos para comprender al fenómeno denominado: signo. En este sentido, una teoría es una afirmación de la realidad que busca explicar o predecir la relación entre fenómenos. Se llama hipótesis a un resultado específico previsto derivado de una teoría y modelo a toda visualización de afirmaciones. El lingüista Roman Jakobson en Closing statement: Linguistics and poetics hace aportaciones al modelo de comunicación lineal centrándose en el significado de un mensaje y la función principal del mensaje: darle un ramo de flores es enviarle un mensaje a un persona. Además, agregarle un mensaje “estás bonita” es otro acto separado de comunicación. Sonrojarse por recibir el ramo y recibir un halago es otra forma de comunicación.

La teoría científica modifica al fenómeno cuando se utilizan variables: si haces un regalo, la persona te adora más. La variable independiente es hacer un regalo y la variable dependiente consiste en plantear al regalo como un detonador del amor a través de la sensación que provoca. La hipótesis se puede comprobar o refutar con la teoría conectada: hacer un regalo y verificar si los resultados se corresponden con los resultados esperados. Cabe señalar que, estudiar el propio mensaje puede llamarse análisis del contenido y esto es en práctica difícil de probar. No se pueden observar las presuntas relaciones. Algunas teorías no predicen, pero sirven como perspectivas de la realidad o para sintetizar un enfoque. Otras teorías afirman la importancia de estudiar una realidad más a fondo. Es decir, existen teorías, paradigmas o enfoques que no coinciden con la definición dominante de la teoría científica. Las teorías tienen un valor predictivo y los paradigmas o enfoques sirven como lentes para estudiar el mundo. El reto es ampliar y guiar cualquier investigación con más herramientas teóricas. El universo no es sencillo.

Umberto Eco en Proceso signico entiende al signo como “algo que se utiliza para transmitir información”. El fenómeno del signo se inserta en un proceso de comunicación: fuente – emisor – canal – mensaje – destinatario. Rutger Graaf define a la comunicación en un nivel sencillo: cada acto de transmisión de información. La información es compleja, es decir, se encuentra en múltiples niveles: las computadoras generan información a través de las redes de Facebook, los celulares tienen tarifas de datos que sirven de información para las agencias de marketing, la conversación entre dos personas. Yuval Noah Harari en History of humankind define a los humanos como “animales sociales” que se comunican día a día con gestos no verbales, signos o símbolos, pero situados en la fantasía. La información incluye a los pensamientos, ideas, emociones, etc.

A veces utilizamos medios para comunicar el mensaje. Los medios son los canales que utilizamos para comunicarnos, pero no existe un acuerdo para definir la palabra: medio. Una definición compleja parte de la hipótesis del sensorium: relaciona los cinco sentidos humanos en relación con su entorno. El ser humano no tiene acceso directo a la realidad a través de sus sentidos. Los estímulos dependen directamente del medio en que se encuentran: agua, luz y agua. Más allá de los cinco sentidos fisiológicos: el vínculo con el mundo nunca se manifiesta de manera directa. Es un sistema llamado Corpo-realidad a través de la cual se accede al mundo, se obtiene información y se desarrolla conocimiento sobre él. El sensorium delimita tanto la manera según la cual uno accede a las cosas, como a cuáles se puede acceder. Caroline lo define como “the subject`s way of coordinating all of the body`s perceptual and prioceptive signals as well as the changing sensory envelope of the self” ( Caroline, 2006).

Karl Marx en Manuscritos-económico-filosóficos de 1844 afirma que “la percepción del ser humano sobre el mundo está directamente determinada por el medio técnico que le rodea: la televisión, la radio, la computadora, los celulares, el pizarrón para dar una clase, etc. Los medios técnicos expanden el fenómeno de la comunicación más allá de los sentidos, son una extensión. Marshall McLuhan en El medio es el mensaje no sólo nos invita a reflexionar acerca del significado social del mundo técnico que nos rodea, sino que, los medios son signos inmersos en la mayoría de los objetos de la cultura. Los medios masivos sólo refieren a la categoría de medios técnicos y los sentidos a un campo más amplio.

Cabe señalar que las teorías de la comunicación, según Rutger Graaf, tienen un modelo que permite atender el fenómeno en múltiples niveles: 1) La comunicación social dirigida a los públicos masivos; 2) La comunicación institucional planteada a partidos políticos, empresas, religiones, etc; 3) La comunicación grupal entendida como públicos que sienten un alto nivel de identidad como la familia o el club de aficionados; 4) La comunicación interpersonal definida entre dos o más personas; 5) La comunicación interpersonal abordada desde uno mismo: procesamiento de información, el pensamiento, la internalización y el proceso de darle significado al mundo que nos rodea. Un proceso de comunicación en el que no existe el código, no existe un proceso de significación. Signo insertado en la comunicación: significa. De lo contrario, es un proceso de estímulo-respuesta. En suma, cada área de conocimiento o investigador se enfoca en alguno de los niveles: unos estudian los efectos de los medios masivos de comunicación y otros estudian el proceso de significación en el nivel interpersonal.

“Al emitir signos queremos designar cosas” escribe Umberto Eco. Qué es un signo antes de estar inserto en el fenómeno de la comunicación. Saussure define al signo lingüístico como una entidad de dos caras: significante y significado. Curso de lingüística General une no una cosa y un nombre, sino un “concepto” y una “imagen acústica”. La última no entendida como el sonido material o la cosa puramente física, sino, la representación sensorial. El signo no representa la totalidad del objeto, sino que, mediante diferentes abstracciones lo representa desde un determinado punto de vista o con el fin de alguna utilización práctica. Significado o concepto es una palabra o grupo de palabras que representan una idea. Es fundamental definir los conceptos que usamos. Por ejemplo, el concepto de identidad puede tener múltiples definiciones: ¿ cómo se percibe uno mismo? ¿ cómo lo consideran los demás? Se puede hablar de significados dominantes. Todo el mundo habla sobre conceptos, pero estos llegan a cambiar con el contexto o tiempo. Va más allá del uso común.

El signo entendido desde Charles Morris tiene tres dimensiones: semántica, sintáctica y pragmática. El signo como texto y no , precisamente, un mensaje escrito de letras. Los científicos dicen que todo lo que comunica es un texto: una película, una canción, una pintura, etc. La distinción entre las maneras de considerar un signo ha sido aceptada en los medios científicos:

Semántica, el signo se considera en relación con lo que significa. Sintáctica, el signo se considera como susceptible de ser insertado en secuencias de otros signos, según unas reglas combinatorias; quizás se considera también «sintáctico» el estudio de la estructura interna de la parte significante del signo (por ejemplo, la división de una palabra en unidades menores), con independencia del significado transmitido, e incluso en el caso de que se suponga que existan signos que no transmiten significados (cf. § 2.6.6.); pragmática, el signo se considera en relación con sus propios orígenes, los efectos sobre sus destinatarios, la utilización que hacen de ellos, etc” (Eco, 2010, p. 51).

Charles Sanders Peirce, aborda al signo lingüístico o escritura, define al signo: el rema, que se entiende de varias manseras, ya sea, descripción o función preposicional; el decisigno es una proposición como /Sócrates es mortal/; el argumento, razonamiento complejo, como un silogismo; Aristóteles define: onoma, signo que por convención significa una cosa, como /Filón/ o /barco/; rema, signo que significa también una referencia temporal, como /está sano/ (un rema también es siempre un onoma, pero un onoma no es necesariamente un rema); logos, es decir, un signo complejo, un discurso significativo entero. Los estoicos dicen que todo proceso sígnico distingue: el semainon, o sea, el signo propiamente dicho, como entidad física; el semainomenon, o sea, lo que es dicho por el signo y que no representa una entidad física; el pragma, es decir, el objeto al cual se refiere el signo y que vuelve a ser una entidad física, o bien un acontecimiento o una acción.

En conclusión, las teorías modifican nuestra comprensión con la realidad. Umberto Eco entiende al signo como “algo que se utiliza para transmitir información”. El fenómeno del signo puede insertarse en un proceso de comunicación: fuente – emisor – canal – mensaje – destinatario. El proceso entendido desde Lasswell refleja las posturas dominantes en el campo de la comunicación, es decir, los modelos lineales son lentes que funcionaron en algún punto de la historia y el campo científico dominó el pensamiento. La teoría afirma que la comunicación sólo es eficaz cuando se alcanza el efecto deseado. No toma en cuenta el contexto y el receptor es una entidad pasiva: la televisión me pide comprar un producto para la felicidad y el sujeto, simplemente, compra el producto. Ojalá el mundo fuera sencillo. Causas y efectos perfectamente relacionados.

La comunicación está en cada acto de transmisión de información. El universo es complejo. Ahora mismo, mi móvil se encuentra transmitiendo información, Facebook arroja información acerca de personas o empresas, el refrigerador emite un sonido para indicar la temperatura programada, el café emite calor para informar sobre su estado, etc. La información incluye a los pensamientos ideas, emociones en el nivel de lo interpersonal. Los seres humanos son animales sociales que se comunican día a día con gestos no verbales, palabras, actitudes, documentos, rituales, etc. El signo constituye la designación de cosas por otras en un proceso de significación. Las teorías científicas no pueden explicar ciertos fenómenos. El mensaje y su análisis de contenido es difícil de comprobar. No se pueden observar las relaciones. La categoría de disciplina en la comunicación es su mayor fortaleza. El paradigma dominante no puede acercarse y lo deja con su propio destino.

Referencias

Caroline A. Jones, Sensorium: embodied experience, technology, and contemporary art, MIT-Press, Cambridge MA, 2006. Con anterioridad Rosalind E. Krauss había aplicado este concepto al ámbito del arte en su The Optical Unconscious, 1993, MIT-Press.

 

Karl Marx. (1968). Manuscritos-económico-filosóficos de 1844 . México: Grijalbo.

 

Marshall McLuhan . (1967). El medio es el mensaje: inventario de efectos. New York: BANTAM BOOKS.

 

Roman Jakobson. (1960). Closing statement: Linguistics and poetics. Style in language, I, 350-377.

 

Ferdinand de Saussure. (2008). Curso de lingüística general . México: Fontamara.

 

Umberto Eco. (2010). El proceso sígnico. Signo. Ed. Labor, España.

 

Yuval Noah Harari. (2014). From Animals into Gods: A Brief History of the Humankind .España: DEBATE.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s