Sistemas urbanos: sistemas complejos.

Resumen.

Los sistemas de ciudades y sus parámetros.

Un sistema de ciudades se considera como una unidad conformada a su vez por un conjunto de asentamientos urbanos y rurales que interactúan con la sociedad y entre todos ellos se producen una serie de interrelaciones que originan transformaciones tanto cualitativas como cuantitativas que caracterizan finalmente, la estructura territorial.

El sistema de ciudades, como un sistema de material total, se auto-desarrolla y se encuentra en un dinámico equilibrio relativo. Como consecuencia de la evolución o debido a la acción transformadora de la sociedad.

Sistema de ciudades para referirnos a una determinada región, pero con la connotación expresada líneas arriba.

Un sistema de ciudades, considerado como unidad, se organiza de acuerdo con los siguientes parámetros.

  1. Se determina por las interrelaciones producidas entre las ciudades o subsistemas de que está constituido el sistema. Esas entidades y componentes son los asentamientos urbanos, mixtos y rurales, y la organización que éstos presentan en relación con los procesos demográficos, económicos, sociales, naturales y políticos que se dan en el sistema.
  2. Entradas o insumos. Se refiere a todo tipo de materiales, energía o información y recursos humanos de que alimenta el sistema de ciudades, principalmente a través de las nuevas tecnologías utilizadas, ya sea en el área productiva ( agrícola, industrial, etc.), de servicios ( infraestructura, equipamiento, transporte, etc.), del conocimiento científico ( para la investigación y formación de recursos humanos, etc.), sin dejar de lado la cuestión normativa ( políticas de todo tipo).
  3. En esta parte, se transforman los insumos en productos, ya sea para el funcionamiento interno del mismo sistema o para relacionarse con el interior.
  4. Bienes, servicios e información, normas, opiniones, etc. Además de que provocan ciertos efectos sobre el medio ambiente, que pueden ser benéficos o perjudiciales, de acuerdo con la forma en que se acercan o se desvían del cumplimiento de los objetivos fijados del sistema.
  5. Como la definición lo dice, es el conjunto de circunstancias y condiciones que influyen sobre el funcionamiento del sistema. En un sistema de ciudades, esto se traduce, por un lado, en las características del territorio en donde se ubica el sistema, más el contexto más amplio a éste; en este caso, sería el contexto nacional o internacional, que son los espacios en donde se obtienen los insumos y adonde los productos y, por otro, se refiere al medio ambiente social, económico, político y cultural de estos espacios, incluido el del sistema mismo.
  6. Realimentación. El sistema de ciudades se realimenta cuando lo que produce lo utiliza como insumos para mejorar su funcionamiento; esto se refiere al crecimiento económico, la mejora de servicios, la formación de recursos que se quedan en el sistema para trabajar dentro del mismo, a la aplicación de planes y proyectos acordes con las necesidades del mismo.
  7. Regulación. Esto se refiere a todo lo relacionado con quienes gobiernan, promueven e impulsan todas las acciones que se realizarán dentro de un sistema de ciudades, en este caso serán los gobiernos en todos los niveles ( federal, estatal y municipal) y los organismos que de ello derivan como encargados de convocar la sociedad en general para que se promuevan y realicen acciones encaminadas a sumar esfuerzos para bien del mismo sistema de ciudades.

Los sistemas de ciudades como sistemas abiertos.

La concepción del sistema abierto es una parte importante de la teoría general de sistemas, ya que mantiene un intercambio de transacciones con el ambiente, este sistema es siempre un grupo de elementos en interacción. El sistema abierto puede ser comprendido como un conjunto de partes en constante interacción y en permanente relación de interdependencia con el ambiente externo.

Características de los sistemas como ciudades.

De acuerdo con las teoría de sistemas, los sistemas urbanos mantienen características específicas que se refieren a su ciclo de actividades, la entropía, el crecimiento, la equifinalidad, el uso de la información, la codificación y los subsistemas.

Ciclo de actividades. Los sistemas de ciudades mantienen un intercambio de energía con el entorno, el producto que exportan, como resultado de sus operaciones de producción, pronostica los recursos de energía necesarios para la repetición del ciclo de actividades; los recursos de energía pueden proceder del resultado de intercambiar los productos, o de la misma actividad del sistema, por lo que la estructura del sistema de ciudades está dada también por el conjunto de actividades que en ella se realizan y no sólo por el conjunto de elementos.

Entropía. La supervivencia de un sistema de ciudades depende de su capacidad para resistir el proceso antrópico. La entropía es una ley universal de la naturaleza, por lo cual todas las formas de organización se dirigen hacia la desorganización y la muerte. El sistema de ciudades, como sistema abierto, mediante la incorporación de una mayor cantidad que la consume, puede almacenarla y adquirir entropía negativa.

Crecimiento. Al adaptarse el medio ambiente al sistema de ciudades, intenta absorber las fuerzas externar o adquirir control sobre ellas. La preservación del carácter de los sistemas complejos se logra con el crecimiento y la expansión. La forma más habitual es la ampliación de algunos ciclos o sistemas.

Equifinalidad. Un sistema de ciudades puede llegar a un determinado estado final a partir de sus condiciones iniciales y por diferentes caminos. En la medida en que el sistema se orienta hacia mecanismos de regulación para el control de su operación, la equifinalidad se reduce.

El usos de información. Los insumos de los sistemas de ciudades no consisten únicamente de materiales y energía; también hay insumos de mensajes que informan a la estructura del sistema acerca del entorno y su propio funcionamiento en relación con éste. Este tipo más simple de información es la realimentación, que permite al sistema corregir sus desviaciones respecto al curso deseado.

Codificación. La recepción de insumos por el sistema es selectiva. No todos pueden ser absorbido por el sistema. Los mecanismos selectivos rechazan mensajes o los aceptan y trasladan para la estructura del sistema, componen el proceso de codificación.

Subsistema. Los sistemas de ciudades tienen un grado de complejidad superior al mínimo compatible con la vida del sistema. De entre ellos se destaca el subsistema decisor, que controla todo el sistema y sin el cual no puede desarrollarse. Para subsistir, los sistemas de ciudades dependen de su adecuación la medio o entorno.

Los sistemas de ciudades como sistemas complejos.

Morin (1999) parte de definir que complexus significa lo que está “tejido junto” y manifiesta que, en efecto, hay complejidad cuando son inseparables los elementos diferentes que constituyen un todo –como el económico, el político, el sociológico, el sicológico, el efectivo, y el mitológico – y que existe un tejido interdependiente, interactivo e interretroactivo entre el objeto de conocimiento y su contexto, las partes y el todo, el todo y las partes, y las partes entre ellas.

Un sistema complejo se caracteriza por la interdependencia de un número grande de elementos, una multiplicidad de percepciones y una nueva experiencia por ser vivida.

Aunque se hace referencia a que los observables deben ser datos de la experiencia ya interpretados, también se plantea que los hechos deben ser las relaciones entre observables. En este sentido, el investigador, cuando realiza un trabajo de campo, tiene que registrar hechos, y éstos no pueden ser neutros, ya que tienen que tomar conciencia de una realidad objetiva, por un lado y, por otro tienen que manejar un esquema interpretativo.

Cuando un investigador se aboca al estudio de un problema no parte de cero, sino que pone en juego un conjunto de teorias o de teorizaciones, o un paradigma.

Un gran número de propiedades de un sistema quedan terminadas por su estructura, no por sus elementos. La estructura se determina por sus interrelaciones que se producen entre las entidades o subsistemas de que está constituido el sistema.

En un sistema urbano, dichas entidades y componentes que son los asentamientos urbanos, mixtos y rurales, y la organización que éstos presentan en relación con los procesos demográficos, económicos, sociales, naturales y políticos que se dan en el sistema.

La definición de los límites del sistema requiere, además, una selección de las escalas temporales y espaciales de los fenómenos a estudiar, así como los elementos de los conceptuales que provienen del análisis de las situaciones sociales, económicas y políticas pertinentes. Subsistemas: a. Medio físico, b. Urbano, c. Socioeconómico.

La planeación estratégica.

La palabra estrategia viene del término griego stratego resultante de la combinación de stratos, o ejército, y ego, o líder. En el ámbito militar, el término estrategia puede definirse como el arte de conducir un ejército hasta la presencia del enemigo y dirigir operaciones para lograr un objetivo deseado.

Estrategia antigua. Se considera una estrategia militar de características muy sencillas, debido principalmente a la no existencia de naciones-Estado en el mundo y a que el modelo político no era complicado; esta sencillez se caracterizó porque la dirección general y la conducción particular de los combates generalmente coincidían en un misma persona.

Estrategia moderna, se presenta a principios del siglo XIX, y surge con las guerras napoleónicas. Sus principales exponentes fueron Clausewitz, Mao Tse Tung y Fuller, según sus principios, los conflictos armados debían regirse por la estrategia de una guerra total, persiguiendo y consolidando al revolución, al mismo tiempo que la disolución de las estructuras sociales del enemigo.

Estrategia contemporánea. Términos como orientación hacia la demanda, atractivo de la oferta urbana, posicionamiento competitivo y acciones de marketing, que hace poco quedaban restringidas al ámbito empresarial, hoy son moneda corriente en las administraciones locales y regionales.

Existe una serie de fenómenos que buen pudieran explicar la utilización de la planeación estratégica en el ámbito del desarrollo urbano, y estos son los siguientes:

El dinamismo del entorno, reflejado en cambios económicos, turbulencias geopolíticas, incesantes innovaciones tecnológicas, modificaciones en las actitudes socioculturales y vuelcos en las estructuras sociales.

Diversos agentes sociales y económicos, que tradicionalmente han actuado sobre la ciudad, han comenzado a pedir con insistencia el cumplimiento de una serie de requerimientos de competitividad y habitabilidad como condición para su permanencia en un área urbana determinada.

La integración de las naciones/Estado en bloques continentales y la apertura de los mercados comerciales a nivel global ha dado lugar a una abierta rivalidad entre ciudades para captar inversiones, puestos de trabajo, visitantes y ayudas públicas.

La complejidad e interrelación de los problemas que azotan las ciudades modernas ha enfocado la utilización de enfoques multidisciplinarios e intersectoriales que superan las limitaciones de los planes sectoriales tradicionales.

Planificación estratégica de ciudades.

Se considera a la planeación estratégica como un método de planificación interactivo, en el cual se genere una visión de futuro de una comunidad, a partir de elaborar objetivos, estrategias y planes de acción y establecer compromisos en su implantación, seguimiento y mejora.

En síntesis, se pretende que un plan estratégico del funcionamiento de los sistemas de ciudades no sea un plan de gobierno, sino más bien un plan de un conjunto de asentamientos que debe incorporar los compromisos de los representantes políticos y los objetivos legítimos de los agentes privados, todo ello a partir de evaluar y minimizar intereses contrapuestos, provocar el consenso y evitar disenso.

Una red de ciudades es una estructura en la que los nodos son las ciudades, conectadas por vínculos de naturaleza socioeconómica ( links ), a través de los cuales se intercambian flujos de distinta naturaleza, sustentados sobre infraestructuras de comunicaciones y telecomunicaciones.

Para el funcionamiento de los sistemas de ciudades, se plantea un modelo de desarrollo urbano y de ordenamiento territorial en el que se conciba como un sistema de red de núcleos múltiples:

  1. Espaciales: corresponden a la influencia que ejercen los espacios físicos y los espacios construidos sobre las decisiones de uso y transformación del territorio.
  2. Ambientales: Se integran por los elementos del medio ambiente que, por sus características y situación favorable, atraen o limitan su utilización modificando los usos y transformación del territorio.
  3. Políticos. Comprenden las decisiones dominantes de los diversos niveles de gobierno y grupos de poder económico o político que imponen o consensan, según modos de gobierno, las decisiones sobre el resto y determinan los usos y transformaciones del territorio.
  4. Económicos. Se refieren a las decisiones de producción, consumo e inversión que determinan los usos y las transformaciones del territorio.
  5. Corresponden a las características socioeconómicas e ideológicas de los grupos sociales que determinan, de acuerdo con su cultura y nivel de vida, los usos y transformaciones del territorio. Incluyen la prestación de servicios, sólo cuando éstos se realizan a través de formas diversas de cooperación, colaboración, ayuda y desempeño no se lleva a cabo mediante el mercado ( operaciones de compra-venta ). Incluyen también las formas de propiedad por grupos y las políticas y acciones de los grupos y del gobierno por niveles.

Globalización y sistemas de ciudades.

La globalización se produce a partir de la confluencia de una serie de procesos sociales, políticos, económicos y culturales:

El desarrollo tecnológico, especialmente de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), entre las que destaca Internet.

La aparición y desarrollo masivo de la computadora personal (PC) en el trabajo y en el hogar.

Las transformaciones de la empresa después de la Segunda Guerra Mundial, bajo el impacto del toyotismo, reemplazando a la empresa fordista.

La emergencia de la llamada sociedad de la información, como superadora de la sociedad industrial.

Las empresas Multinacionales (EMN) y su influencia creciente en la economía mundial.

La caída del muro de Berlín en 1989, y sobre todo, el colapso de la Unión Soviética en 1991, que terminó con el mundo bipolar de la Guerra Fría, abrió nuevos horizontes para los países de Europa del Este, que hoy se están integrando en la Unión Europea (UE) y creó un nuevo escenario favorable a la expansión del mercado internacional.

Las limitaciones y posterior crisis del Estado de Bienestar, que comienzan a manifestarse a finales de los años sesenta, y que tienen su más clara expresión histórica en los gobiernos de Reagan (1981-1989) en Estados Unidos y Thatcher (1979-1990) en Gran Bretaña.

La integración de los mercados de capital.

En este escenario, los factores económicos hallan un terreno favorable para su expansión y la posibilidad de generar nuevas interrelaciones entre los mercados de todo el mundo.

La globalización como un cambio sistémico que permea muy diversos aspectos de la sociedad – económico, sociocultural, político -, en el que la economía de las naciones, empresas e individuos, depende en gran medida de cadenas de producción y distribución y unidades de gestión que interactúan en todo el planeta, puede entonces constituir una amenaza para ls unidades territoriales preexistentes, induciendo su fragmentación, desmembramiento y desintegración económica y social.

Pensar global y actuar localmente.

La importancia estratégica de lo local como centro de gestión de lo global en el nuevo sistema tecno económico puede apreciarse en tres ámbitos principales: el de la productividad y competitividad económicas, el de la integración sociocultural y el de la representación y gestión políticas.

Por economía global entendemos en la que las actividades estratégicamente dominantes funcionan como unidad a nivel planetario en tiempo real o potencialmente real.

Ruben Pesci plantea que en este mundo globalizado y en lo referente al proceso de urbanización, son cuatro grandes males:

Hipercrecimiento. En America Latina, la urbanización crece a un promedio de 3-4%, y en Estados Unidos el abandono del centro antiguo conlleva crecimientos del suburbio y los barrios cerrados a tasas del 7-10% anual.

Carencias de servicios. Estos inauditos aceleramientos, en especial en los países más pobres se realizan con un gran déficit de infraestructura y saneamiento ( 50-90% de población carece de los mismo)

Discontinuidad de gestión. Típica en países subdesarrollados, donde cada periodo electoral le suceden cambios e ineficacias.

Control normativo escaso y estático. Por concepciones antiguas de planeamiento, incapaces de abordar los ciclos veloces de transformación.

Poca proyectibilidad e inversiones. Factores que derivan de los anteriores, así como de la economía neoliberal ( preocupada sólo de la economía financiera y las atención de la deuda externa).

Inseguridad e insolaridad. Ciudad cerrada, guetos de una precaria seguridad interna ( en un mar de inseguridad externa) y de la construcción de la antisuciedad insolidaria.

Octavio Luis Pineda:

Teoría de la internacionalización del capital.

Teoría de la interdependencia de las naciones.

Teoría de la occidentalización del mundo.

Teoría de la aldea global.

Teoría de la modernidad del mundo.

Desarrollo sustentable.

La expansión incontrolada e irregular del área urbana de las principales ciudades se manifiesta como la idea palpable del dominio de la especulación inmobiliaria y de los débiles consensos sociales y políticos que han sustentado la modernidad funcionalista., pero el problema se torna más grave cuando se suman los crecientes deterioros endógenos causados por los mismos procesos urbanos, los cuáles se manifiestan generalmente en la depredación de las cuencas ecológicas, la reproducción de las fuentes de contaminación ambiental, la utilización de tecnologías no apropiadas, la polarización de los conflictos urbanos y que en conjunto son factores que fortalecen la vocación de vulnerabibilidad de la ciudad a los riesgos urbanos masivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s