Sistemas complejos: postura de conocimiento.

El texto está dividido en tres secciones. Primero, un sección donde expreso con mis propias palabras lo que dice Rolando García en su capítulo III del libro de Sistemas Complejos. Segundo, explico el concepto más importante con mis propias palabras y las del autor. Tercero, realizo una relación con Morin sobre el concepto utilizado, y finalmente, intento tomar una postura sobre el autor de manera personal acerca de lo comentado en párrafos anteriores.

En primera instancia, cabe resaltar que la realidad es compleja y difusa. Es necesario ordenar el mundo que nos rodea para poder aprenderla, y luego comprenderla. Enmarcar la realidad consiste en crear sistemas o modelos para fragmentar el universo, es decir, estudiar por fragmentos el todo. De ese modo, la sistematización de la realidad busca tomar posturas frente a un objeto de estudio. La mente tiene la necesidad de buscar patrones para explicar el mundo; las observaciones se convierten en modelos y teorías, es decir estos fenómenos mentales son el resultado de personas que han abordado la realidad de un modo determinado y con el paso del tiempo consolidan una red de conocimiento: un investigador no necesariamente empieza de cero. En palabras de Rolando García (2006) cito:

Hay una ontología implícita en la organización de los datos de la experiencia. En un nivel de análisis determinado, el material empírico, proviene de conceptualizaciones e inferencias realizadas en niveles. Las teorizaciones que realizamos corresponden a nuevas interpretaciones, nuevas relaciones, y nuevas conceptualizaciones de objetos. Los objetos como las relaciones que se manejan en un nivel dado son inferidos gracias a la estructuración de sistemas. Con esos objetos y relaciones inferidas construimos nuestros modelos y teorías. Cuando nos referimos a un sistema como algo que existe en la realidad, estamos aludiendo a la contraparte que hipotetizamos en el mundo exterior como correspondido a nuestro modelo.

Ahora bien, la existencia de fenómenos organizados permite suponer la existencia de un principio opuesto a la dispersión, Es decir, hay organización cuando hay algo que se resiste a la dispersión, a la disgregación, a la disolución. Por consiguiente, pensar en el surgimiento de fenómenos organizados, implica pensar en un principio organizador que permita unir y mantener las partes o elementos de una totalidad organizada. La idea de organización remite a la vez a lo organizado ( el resultado ) y lo organizante, es decir la actividad organizadora ( Morin, 1977).

Creo importante mencionar que, consolidar una red de conocimiento implica estabilizar ciertos modos y costumbres para abordar la realidad, es decir que las propias disciplinas al dividir su modos de abordar el mundo se convierten en campos de conocimiento conformados por profesiones. La disciplina tiene una racionalidad y una idea de profesión: la racionalidad se impone a la idea de profesión. Luego, es necesario definir al objeto de estudio y luego plantear la manera de estudiarlo. El modo de estudiarlo es interdisciplinar, es decir su metodología, mientras que, los equipos de investigación no son interdisciplinarios, son multidisciplinarios: entonces una investigación interdisciplinaria requiere un sistema complejo.

MORIN, EDGAR, (1977), El Método I. La naturaleza de la naturaleza. 2001, 1° ed. Cátedra, Madrid.

GARCÍA, ROLANDO, (2006), Sistemas complejos. Conceptos, método y fundamentación epistemológica de la investigación interdisciplinaria. 1° ed. Gedisa, Barcelona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s