Contextos históricos con sus respectivos marcos epistémicos.

La edificación del conocimiento se realiza a partir del binomio: ciencia-sociedad. La interpretación de un material histórico constituye la base empírica a partir de la cual podemos inferir hasta dónde un contexto socio-cultural, económico, político o religioso condiciona actividades que se pueden identificar como científicas. Es el sujeto a partir de su campo de experiencia el que genera conocimiento:

“Cómo un sujeto, asimila un objeto, depende del sujeto mismo; qué es lo que él asimila, depende, al mismo tiempo, de su propia capacidad y de la sociedad que le provee la componente contextual de la significación del objeto” (Piaget y García, 1983).

A partir de la cita, se puede inferir que el sujeto enfrenta al fenómeno desde la mirada de la sociedad a la que pertenece. El empirismo parte de dos ideas en concreto: la imposibilidad de obtener una fundamentación absoluta y segura del conocimiento científico por cualquier medio, incluida la experiencia, y la inexistencia de una observación descontaminada de cualquier teoría. Si bien la descripción de experiencias hay que hacerlas mediante la implementación de un lenguaje en particular, la experiencia constituye el medio para fundamentar el conocimiento. La experiencia es individual pero también es social.

El hecho de que sólo podamos hablar del mundo desde un lenguaje o un esquema conceptual, no puede llevarnos a borrar la distinción entre lenguaje y mundo: una ilustración de van Fraassen: “nuestra opinión sobre la cantidad de agua presente en Marte tampoco es constante a lo largo de la historia de la ciencia. Sin embargo, la masa de agua en Marte no ha estado cambiando junto con este cambio de opinión” (van Fraassen, 1993, p. 20).

En suma, cambios muy significativos de marco epistémico marcan grandes épocas históricas. Un marco epistémico es un sistema de pensamiento, es decir concepciones de una época en una cultura dada que condicionan el tipo de teorizaciones que van surgiendo en los múltiples campos del

conocimiento.

VAN FRAASSEN, B. C. (1993): “From Vicious Circle to Infinite Regress, and Back Again”, PSA vol. 2, pp. 6-29.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s