Adios a la postmodernidad, agora abejas del panal.

Imagen 4 73821_10151336565853142_1199413649_n

 

706201_4684300140492_1600490596_o

Resumen

Resultado de un paradigma de autoridad y conocimiento bajo la influencia de la tecnología, y consiciente de un campo que se ha configurado como resultado de la aparición de Internet, el planteamiento del texto es, ofrecer una mirada de los antecedentes inmediatos para pasar, posteriormente, a contextualizar algunos fenómenos en un ámbito puntual: posmodernidad.

Introducción

Alan Kirby dice: el posmodernismo está muerto y enterrado. En su lugar llega un nuevo paradigma de autoridad y conocimiento conformado bajo la presión de las nuevas tecnologías y de sus actuales fuerzas sociales (Kirby, 2006).

La posmodernidad se plantea como un momento histórico que es caracterizado por lo heterogeneo y lo diferente, así bien, si la posmodernidad significó para muchos el fin de la modernidad, el declive de la herencia venida de la ilustración, y la emergencia de una época.

El saber se ha convertido en una fuerza de producción. Así, quienes antes buscaban dominar materias primas ahora luchan por la información, y de este modo, el acceso a la fuente del poder está en el dominio de los medios de comunicación o redes telemáticas.

México es otro ejemplo: Emilio Azcárraga y Carlos Slim han recibido las telecomunicaciones. Uno recibió la televisión, que es ahora la red Televisa, con canales abiertos, y ha sumado una red de cable y ahora su propia distribución por satélite. Y el otro recibió, la gran pública de telefonía Telmex (AMR, 16 de Noviembre de 2012) Palacio Legislativo.

Ambas son parte del creciente grupo Carso, de Slim, metido a cuanto negocio hay en México. Las redes telemáticas son (Sánchez, 2009), ante todo, medios de interacción humana y no simplemente medios de comunicación o de información.

De manera simultanea y, como consecuencia de la implantación masiva de las tecnologías de la información, se crea un nuevo espacio social que permite un cambio de la vida social en todos sus aspectos, tanto en la economía, la comunicación, la memoria y la identidad personal. Este espacio social reviste un interés en cuánto a que el sujeto busca adaptarse a los escenarios provistos por la tecnología para la constitución de su identidad.

La aparición de blogs por Internet comenzó a partir de Blogger en agosto de 1999. En Mayo de 2003 surge LinkedIn y el mismo año nace WordPress, cuyo servicio consiste en ofrecer opciones de presentación y diseño más flexibles en comparación con las de Blogger.

En junio de 2003 entra en funcionamiento Hi5 y en agosto, MySpace, cuyos usuarios pueden crear redes de amistades en las cuales comparten preferencias personales. En febrero de 2004 comienza a funcionar Facebook, que al terminar julio de 2011 reune más de 700 millones de cuentas en todo el mundo.

Un año más tarde, en febrero de 2005, surge YouTube que, se asegura, proporcionaba a mediados de 2011 con 3.000 millones de reproducciones de videos por día. En julio de 2006 se pone en marcha Twitter, que al cumplir cinco años alcanza los 200 millones de usuarios (Delarbre, 2011).

Existe un espacio global difundido por los medios de comunicación, y cuyo antecedente se sitúa en la metáfora de Mcluhan de “aldea global”, y hace referencia a un espacio de lo nacional o local en vías de lo transnacional, cuyo motor es el capitalismo a escala planetaria. Este capitalismo, se caracteriza por el hecho de que tanto la producción, el intercambio, el comercio y el consumo de formas simbólicas son expresión y objetivo fundamental de la actividad económica.

En junio de 2009, de acuerdo con información publicada en el portal en Internet de la Internet World Stats, la población mundial fue estimada en 6.767’805.208 personas, de las cuales 1.668’870.408 fueron considerados usuarios de Internet. Entonces, la penetración de Internet en la población mundial fue estimada por la Internet World Stats en un 24,7%. En Asia, la región más poblada del mundo (3.808’070.503), también se concentra el mayor número de usuarios de Internet (704’213.930), los cuales representan el 42,2% del total de usuarios de Internet en el mundo. Norteamérica es la región que presenta la mayor penetración de Internet: el 73,9%.

 En América Latina y el Caribe fueron estimados 586’662.468 habitantes y 175’834.439 usuarios de Internet, que representan el 10,5% del total mundial. La penetración de Internet en la región fue estimada en el 30% (un 5,3% superior al promedio mundial). Brasil, el país más poblado en la región, cuenta con 198’739.269 habitantes y tiene el mayor número de usuarios de Internet: 67’510.400. La penetración de Internet en Brasil fue estimada en un 35%. Chile, cuya población fue estimada en 16’601.707 habitantes, presenta la penetración de Internet más elevada en la región: el 50,4%. El total de usuarios de Internet en Chile fue estimado en 8’368.719 personas. (Islas, 2010)

México es el segundo país más poblado en la región (111’211.789 habitantes), y de acuerdo con el número de usuarios de Internet (27’400.000), México fue reconocido como el segundo país con el mayor número de usuarios de Internet en la región. No obstante, la penetración de Internet en México (24,6%) fue un 5,6% inferior al promedio regional, y un 0.1% menor con respecto al promedio mundial. De acuerdo con la Internet World Stats, los países en América Latina y el Caribe que superan porcentualmente a México en la penetración de Internet en la población son: Argentina (48,9%), Brasil (34%), Chile (50,4%), Colombia (41,7%), Costa Rica (35,3%), República Dominicana (31,1%), Perú (25,8%), Puerto Rico (25,2%), Uruguay (38,3%) y Venezuela (28,2%).

Con base en los resultados que arrojó el Estudio 2009 de hábitos y percepciones de los mexicanos sobre Internet y diversas tecnologías asociadas, realizado por el Proyecto Internet del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México en México el número de usuarios de Internet de 12 a 70 años fue estimado en 25’217.500. En mayo de 2009, de acuerdo con los resultados que arrojó el estudio realizado por la Asociación Mexicana de Internet (amipci), el total de usuarios de Internet en México fue estimado en 27,6 millones, y la tasa de penetración fue establecida en el 29,7%.

Creo que hay algo más en este cambio que una simple herramienta para la sociedad vista desde los monitores de una computadora. Los términos en que se conciben autoridad, el conocimiento, el yo, la realidad y el tiempo han sido alterados, de repente y para siempre.

El posmodernismo concibe a la cultura contemporánea como un espectáculo frente a un sujeto pasivo, y los primeros pasos que empiezan a re-estructurar la naturaleza del emisor, empiezan sus inicios cuando el contenido está basado en la dinámica de la participación: todo lo que el votante en Big Brother o un teléfono a 6-0-6 aficionado al fútbol está haciendo, no es simplemente ver o escuchar).

El voto se convierte en parte esencial para el material del programa, los receptores con sus llamadas telefónicas empiezan a escribir los propios programas. La terminología deinteractividadesinapropiadaaquí, ya queno hay un intercambio: en cambio, el espectador o eloyenteentra- escribeunsegmento del programa- a continuación,sale, volviendo a un papel pasivo.

Internet centra al sujeto al hacer click en su ratón que se desplaza por las páginas de una manera que no se puede duplicar, creando trayectorias entre el contenido, así como la participación activa de los usuarios. ¿Pero, qué es Internet?

Internet

Internet es un conjunto descentralizado de redes de comunicación interconectadas que utilizan la familia de protocolos TCP/IP, garantizando que las redes físicas heterogéneas que la componen funcionen como una red lógica única, de alcance mundial. En diciembre de 1995, William J. Turkle definió a la Web como “un archivo que está en constante cambio y tiene una eficacia infinita” (Flores, 2011)

Internet mueve datos de un lugar a otro, pero no como un servicio de paqueteria de correos mexicanos o Fedex. Imaginemos que estamos en algún evento deportivo –Toluca vs America – y usted está sentado siendo parte de una red donde tal vez esté sentado el alguna grada. Y usted está sentado en una de las filas y alguien pide una cerveza y se hace una cadena de manos. Y su deber como buen vecino es hacer que pase la cerveza, arriesgando mancharse los pantalones para llegar al destino y nadie le paga por eso.

Los datos en Internet se mueven dando saltos a través de entidades que intervienen sin tener ninguna obligación jurídica con el remitente original o con el receptor. Lo único necesario son destinatarios y direcciones porque no existe un mapa general de Internet. En vez de eso, es como si todos estuvieramos en un teatro, pero sólo pudieramos ver entre la niebla a la gente que nos rodea. Entonces, ¿qué podemos hacer para averiguar dónde está cada quien?. Nos dirigimos a la persona a la derecha y le explicamos lo que vemos a nuestra izquierda. Y viceversa. Y antes de que nos demos cuenta se tiene una idea general de dónde está todo.

Así es como funcionan realmente las direcciones de Internet y el enrutamiento. Es un sistema que se basa en la bondad y la confianza, lo que también lo convierte en un sistema frágil y vulnerable dado que una sóla mentira contada por una sóla identidad, en este nido de abeja puede llevar a un gran problema a la colmena. Así, por ejemplo, Pakistan pidió a sus provedores de Internet impedir que sus ciudadanos vieran YouTube. Los paquetes de datos de los abonados que iban a YouTube se detuvieron en el ISP, porque pensaban que ya habían llegado al destino. Y el ISP los tiró a la basura sin abrirlos porque se trataba de bloquearlos.

Luego en un segundo momento, YouTube queda bloqueado en todo el mundo. Los paquetes que se fueron a Pakistan no regresaron. Es algo así como cuando ocurre un incendio, pero el que emite la ayuda está dando información falsa en un lugar falso. Internet es como si su casa se incendiara, pero la mala noticia es que no hay cuerpo de bomberos. La buena noticia es que hay gente que aparece de la nada, apaga el fuego y se va sin esperar nada a cambio.

En otro ejemplo, basta observar como ha cambiado la manera y los tiempos para compilar una bibliografía de referencia. Con facilidad directamente proporcional a la calidad y continuidad de un servicio de energía eléctrica y de un proveedor de conexión de red, es posible consultar catálogos de bibliotecas en el mundo, un privilegio que -es útil recordarlo- estaba antes reservado a quien podía emprender un viaje de estudio en alguno de los templos de conservación bibliotecaria.

Un hipertexto es, según Wikipedia: el texto que en la pantalla de una computadora conduce a su usuario a otro texto relacionado. La forma más habitual de hipertexto en documentos es la de hipervínculos o referencias cruzadas automáticas que van a otros documentos. Si el usuario selecciona un hipervínculo, hace que el programa de la computadora muestre inmediatamente el documento enlazado” (Gallini, S. 2011). Es decir, se asiste al paso de la estructura axial a una reticular, no secuencial, en la cual el camino, el recorrido, el viaje parece ser tan y más importante que el discurso y el orden de la argumentación.

Ahora bien, una cultura basada en estas cosas pueden no tener memoria – ciertamente no en el sentido de una herencia cultural anterior como el modernismo y el postmodernismo. Se trata de acciones culturales en el momento presente sin sentido del pasado o futuro, de modo qué por ahora nos enfrentamos a una tormenta de la actividad humana produciendo datos o simplemente viajar entre entre ellos y desvanecer en la fugacidad: un momento cultural resume en la situación, el usuario del teléfono móvil: estoy en el autobus (Kirby, 2006).

Estos acontecimientos se extienden mucho más allá de la geopolítica, en muchos aspectos de la vida contemporánea, en suma, para Internet no hay grandes relatos. El sujeto se convierte en usuario. Al hacer clic, usted perfora las teclas, está implicado, envuelto, decide. Usted es el texto, no hay nadie más, ni hay autor, no hay otro lugar, ningún otro tiempo o lugar. Usted es libre: usted es el texto: el texto es sustituido, el texto es dato binario.

Internet no es sólo un montón de información. No es un sustantivo, es un verbo. Y cuando se navega o produce en él. Si se escucha y observa con suficiente atención, se descubre que esta información nos está diciendo algo. Lo que dice es lo que escuchamos ayer, Demóstenes nos lo decía. Es decir, “Vamos a seguir”. (Zittrain, 2009)

703627_4684296380398_1538928987_o 704093_4684410543252_1239689178_o

 

Glosario de términos.

Identidad: “Uno es un yo sólo entre otros yoes… es esta situación original la que proporciona sentido a nuestro concepto de identidad al ofrecer respuesta a la pregunta ‘¿quién soy yo?’ mediante una definición del lugar desde donde hablo y a quién hablo”

Aldea global: es un término que busca describir las consecuencias socioculturales de la comunicación inmediata y mundial de todo tipo de información que posibilitan y estimulan los medios electrónicos de comunicación.

Big Brother: es un reality show donde, durante alrededor de tres meses, un grupo de personas (generalmente, unos 15) convive en una casa, totalmente aislados y con cámaras vigilándolos las 24 horas del día. Deben intentar superar las expulsiones que, periódicamente, la audiencia decide y así conseguir el premio final. El formato fue creado por el neerlandés John de Mol y desarrollado por su productora, Endemol. Ha sido emitido en más de 70 países, reportando a Endemol importantes beneficios. El nombre del programa hace referencia a la novela que George Orwell publicó en 1949, Mil novecientos ochenta y cuatro, en la que el Gran Hermano es el líder que todo lo ve en la distópica Oceanía.

Interactividad: dicho de un programa que permite una interacción a modo de diálogo entre ordenador y usuario.

Protocolos TCP/IP: es un conjunto de protocolos de red en los que se basa Internet y que permiten la transmisión de datos entre computadoras. El TCP/IP es la base de Internet, y sirve para enlazar computadoras que utilizan diferentes sistemas operativos, incluyendo PC, minicomputadoras y computadoras centrales sobre redes de área local (LAN) y área extensa (WAN).

ISP: proveedor de servicios de Internet (o ISP, por la sigla en inglés de Internet Service Provider) es una empresa que brinda conexión a Internet a sus clientes. Un ISP conecta a sus usuarios a Internet a través de diferentes tecnologías como DSL, Cablemódem, GSM, Dial-up, Wifi, entre otros. Muchos ISP también ofrecen servicios relacionados con Internet, como el correo electrónico, alojamiento web, registro de dominios, servidores de noticias, etc.

Sujeto: concepto de sujeto formulado por Lacan, aquello que representa un significante para otro significante.

Usuario: Según la Real Academia Española (RAE), usuario es «aquél que usa algo» o «que usa ordinariamente algo». Esto se opone a los conceptos de web semántica, web 2.0 y 3.0, trabajo colaborativo, ya que la realidad actual prima a los ciudadanos como emisores y no solo como receptores que «usan» los medios. fuera del ámbito de lo “familiar” puede conectar significantes suplementarios de los más diversos ámbitos de pensamiento arte, matemáticas, lógica, biología, física, política, psicoanálisis, retórica, etc., es decir, simplemente posibilitar sin remitir a ninguna totalidad o saber absoluto imposibles.

Memoria: función del cerebro y, a la vez, un fenómeno de la mente que permite al organismo codificar, almacenar y evocar la información del pasado.

Referencia bibliográfica.

  1. Alan Kirby. (2006). The Death of Postmodernism And Beyond. Philosophy Now.
  1. AMR. (2012, 15 de Noviembre) Purificación Carpinteyro propone que canales abiertos se transmitan en televisión restringida, sin costo para esta última, como parte de los paquetes básicos. Palacio Legislativo.

Sánchez, R.,Popelka Sosa. (2009). La posmodernidad y su reflejo en las artes plásticas/Postmodernity and its influence on visual arts. Arte, Individuo y Sociedad, 21, 89-98. Recuperado de ://search.proquest.com/docview/748459564?accountid=11643

Delarbre, R. T. (2011). ¿Hacia una política 2.0? potencialidades y límites de la red de redes. Nueva Sociedad, (235), 62-73.

Islas, O. (2010). México y la sociedad de la información y del conocimiento: Datos y cifras. Signo y Pensamiento, 29(56), 260-272.

Flórez, J.,Antonio Melo. (2011). Historia digital: La memoria en el archivo infinito/Digital history: Memory in the infinite archive. Historia Crítica, (43), 82-103

Gallini, S. (2011). La historia digital en la era del web 2.0. introducción al dossier historia digital. Historia Crítica, (43), 16-37.

Jonathan Zittrain. (2009) The Web as random acts of kindness. TEDGlobal 2009. Recuperado de http://www.ted.com/talks/jonathan_zittrain_the_web_is_a_random_act_of_kindness.html

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s