Relaciones entre el sensorium propuesta por Marx y la teoría de la complejidad para la construcción de conocimiento.

Analizar las relaciones entre el sensorium propuesta por Marx y la teoría de la complejidad para la construcción de conocimiento.

 Paisajes del sujeto urbano a partir de las huellas trazadas por la relación con los medios técnicos: El ordenador entendido como un proceso construcción y deconstrucción de los sentidos para la generación de conocimiento.

M. en E. V Mariano Carrasco Maldonado

El término complejidad fue utilizado por Warren Weaver (1948) en un artículo publicado bajo el título “Sience and Complexity”, y que puede considerarse un texto que introduce un concepto al vocabulario científico. Weaver bosqueja una tipología de problemas científicos a partir de la historia de las ciencias en los últimos tres siglos. Distingue así entre los problemas de simplicidad, los problemas de complejidad desorganizada y, finalmente, los problemas complejidad organizada.

A continuación se detalla un pequeño marco teórico para abordar el fenómeno de estudio desde la teoría de la complejidad. El estudio de los problemas ha sido abordado desde campos disciplinares muy distintos, dando lugar a un conjunto de teorías entre las que cabe destacar los procesos por los cuales se diseña un algoritmo en el ordenador, es decir un medio técnico: la cibernética (Wiener 1985), la cibernética de segundo orden (Foerster 1996), la epistemología genética (Piaget 1978), la teoría de la auto-organización (Ashby 1962), la teoría general de los sistemas (Bertalanffy 1968), la geometría fractal (Mandelbrot 1987), la teoría de los autómatas celulares (Neumann 1966, 1968), la termodinámica de los procesos irreversibles (Prigogine y Nicolis 1987), la teoría de la autopoiesis (Maturana y Varela 1972),la teoría de las catástrofes (Thom 1976), entre otras.

Es importante señalar que la complejidad introduce, en el terreno de las ciencias, una racionalidad post-clásica que habilita e incorpora problemas ignorados o vedados por el pensamiento científico moderno. Estos problemas involucran, en un sentido no exhaustivo, cuestiones relativas al desorden, el caos, la no-linealidad, el no-equilibro, la indecibilidad, la incertidumbre, la contradicción, el azar, la temporalidad, la emergencia, la auto-organización(Zoya, 2011, p.149).

La influencia del medio tecnológico en la sociedad me interesa desde la postura que se abrió con la recuperación de la obra de Marx, Manuscritos-económico-filosóficos de 1844, el texto afirma que: “la percepción del ser humano sobre el mundo está directamente determinada por el medio técnico que le rodea” (Capdevila, 2008, p. 256).

La hipótesis sobre el sensorium define este concepto como el conjunto de los cinco sentidos humanos en relación con su entorno. El ser humano no tiene acceso directo a la realidad en sí a través de sus sentidos, sino que los estímulos que éstos reciben dependen directamente del medio en que se encuentran. El medio puede consistir simplemente en agua, luz, aire o incluso una sociedad; la toluqueña por ejemplo. En términos más complejos incorpora: lentes, teléfonos, computadoras, automóviles, medicamentos, hojas de papel, martillos, vialidades, espacios urbanos, edificios, casas, etc. Así, el sensorium, más allá de los cinco sentidos fisiológicos en sí mismos, se refiere al conjunto que unifica tanto los órganos sensoriales con el medio a través del cual le llegan los estímulos.

Es un sistema llamado Corpo-realidad a través de la cual se accede al mundo: se obtiene información y se desarrolla conocimiento sobre él. El sensorium delimita tanto la manera según la cual uno accede a las cosas, como a cuáles se puede acceder. Caroline (2006) define como: “the subject`s way of coordinating all of the body`s perceptual and prioceptive signals as well as the changing sensory envelope of the self”. La teoría propone que los aparatos tecnológicos estan inmersos en un medio social que determina nuestras concepciones de espacio y tiempo, es decir, no son sólo una fuente de comodidades o de dolores de cabeza, también conforman nuestra manera de ser. Por tanto, para comprender en qué consiste esta última, uno de los elementos que debería ser importante de analizar es el significado social del mundo técnico que nos rodea.

Laclette (2013) afirma que “actualmente nos encontramos con un fuerte avance tecnológico surgido a partir de un intenso desarrollo del conocimiento de la naturaleza y del organismo humano”(p.292).   Esto ha dado a lugar a un fuerte dominio sobre los mecanismos técnicos que permiten intensificar las sensaciones, y paralelamente, se hace necesario la reflexión sobre los medios que nos rodean. El objeto de estudio puede entenderse como interacciones por un número grande de componentes. El medio técnico sujeto a un objeto de estudio y aplicación es el ordenador. Sin embargo, el ordenador está dividido en Software y hardware. El diseño consiste en averiguar las relaciones de conocimiento que se pueden generar sobre el software de código libre y su actitud sobre el mismo. Además de recopilar información sobre las características que engloban relaciones con los cinco sentidos y que habitualmente nos parecen comunes.

En los siguientes párrafos se hace un intento por utilizar algunas características de la teoría de la complejidad para explicar el objeto de estudio del protocolo de investigación. La indeterminación pone en cuestión a la ciencia cientificista y aporta elementos para entender los cambios y las transiciones a las que se enfrenta una persona que desea realizar una investigación, puesto que ya no se trata de que el conocimiento humano no sea capaz de trazar una determinada trayectoria sino que el devenir mismo del conocimiento puede incluir más de una posibilidad. Huguet dice que existe un déficit epistemológico de una pretendida ciencia universal al mostrar que toda verdad lo es en unos parámetros espacio-temporales y culturales dados(2008, p.180). El sujeto debe situarse en un proceso abierto de los sentidos pero ante todo introducir la dimensión de la sociedad y sus espacios urbanos como detonantes de conocimientos en dimensiones temporales específicas.

En primera instancia, el objeto de estudio está formado por un número grande de componentes. El ordenador además de ser un medio técnico está intervenido por múltiples factores. El uso de tecnología, tiene relación directa con la tendencia de proteger legalmente la propiedad de elementos que hasta hace poco no parecía que fuesen objetos de propiedad exclusiva (Sádaba, 2007, p. 89). Las innovaciones informáticas tienen mucho de intangible, mucha producción simbólica que difícilmente logra ser apropiable de complejas y arbitrarias tramas legales que lo permitan. Es decir que el medio técnico sujeto al análisis de la investigación es inmenso: las implicaciones legales sobre el software son un pequeño marco dentro del gran fenómeno a estudiar.

 

El medio técnico en su análisis deriva en la heterogeneidad. El proceso está gobernado por la linealidad y esto nos aleja de la ciencia positivista. El conjunto de los cinco sentidos en relación con una herramienta como el ordenador permite la posibilidad de analizar estructuras de pensamiento que configuran un objeto. El diseño es un proceso por el cual se crea una abstracción de un sistema. El objeto permite un análisis e interpretación del sistema y de los sentidos que gobiernan un entorno social.

 

Las relaciones con lo medios técnicos son intrínsecamente no lineales y sufren de una crisis cuando se alejan del equilibrio.  Dice Castells: “La innovación tecnológica constituye el disfrute personal de la creatividad incluso antes que la creatividad”. El componente esencial de la visión hacker es generar nuevas relaciones con los objetos y su actividad consiste en crear desequilibrios de manera constante. (Castells, 2003, p.70). La relación del sujeto y el objeto genera relaciones que contribuyen al desarrollo del software.

 

Los análisis de los medios técnicos se pueden trazar en los procesos económicos de una sociedad. Por citar un ejemplo: La educación neoliberal se basa en el comercio electrónico, en el que el papel tradicional de la escuela y universidad estatales deja de monopolizar el conocimiento, dejan de vivir subsidiadas por el Estado benefactor. En muchas áreas: “La escuela (la universidad) será sólo una de las diversas instituciones de aprendizaje en competencia con otros proveedores de enseñanza y aprendizaje” (Gaete, 2013, p.65).

La relación con un medio técnico puede estar influenciada por múltiples causas. El territorio y la estructura que permite una organización social expresa las prácticas vivientes de lo urbano. En su artículo, Vergara (2007) nos dice: “Todo acto creador del hombre necesita de una sociedad para emerger, para existir. Una sociedad no es una abstracción sino algo repleto de bordes de cualidades y sensibilidades. El espacio urbano denota una relación con el hombre” (p.231). Entre espacio y sujeto existe una relación de procesos que participan en la constitución de la realidad. Al relacionarse con el entorno el sujeto tiene que habérselas para la creación y realización de sus proyectos, un espacio de intervención, un espacio de conflictos, expectativas, incertidumbres, logros, fracasos y en este acontecer se reflejan los medios técnicos como el resultado de múltiples conocimientos aplicados a necesidades específicas.

Una misma causa puede provocar multitud de efectos. Atender al espacio urbano desde el uso que se le da a un medio técnico permite entender que el territorio no es una porción de tierra, sino una posible construcción de mundos articulados y situados en una cultura con todos sus niveles. De este modo, cuando el sujeto se relaciona con un territorio no marca nunca un espacio objetivo sino su relación está vinculada a las capacidades de representación que sus sentidos le permiten generar para construir una realidad determinada.

Los sistemas progresan a lo largo de las crisis, tras las cuales cambian su estructura y función: basta imaginar la interminable carrera de innovación tecnológica que sacude los medios técnicos: entrar a un orden y entrar a otro orden. El momento donde empieza una relación con un medio técnico se cambia la estructura del objeto y esto implica la capacidad del sujeto para relacionarse con este, es decir, un conocimiento nacido de los sentidos.

La investigación desde una teoría de la complejidad puede estar estructurada en niveles jerárquicos. El protocolo tiene organizaciones significativas: el diseño de múltiples procesos que permitan involucrar a la academia para proponer relaciones con los medios técnicos y detonar una carrera de innovaciones tecnológicas para empresas, gobierno. Ubicar la investigación en un marco de referencia teórica que permita atender problemas específicos de la ciencia y la tecnología. Profundizar la propuesta: Los sujetos se relacionan con sus entornos sociales, es decir, los espacios urbanos además de generar relaciones derivadas de los sentidos humanos constituyen modos de pensamiento de la cultura. El objetivo consiste en desarrollar modelos de aproximación teórica acompañado de múltiples diálogos con investigadores y académicos alrededor del mundo.

Se asume la importancia que la descripción de cada proceso en la investigación requiere disciplinas y leyes especiales. Se ha establecido el contacto con el Dr. Alberto López Cuenca de la Universidad de las Américas para generar publicaciones sobre las múltiples relaciones que tiene el sujeto con sus medios técnicos. Por otro lado, se ha establecido contacto con el Dr. Everardo Reyes García de la Universidad de París 13 para diseñar procesos para la construcción de objetos influenciados por el pensamiento tecnológico.

Es prioridad tener una fuerte interacción académica. El punto de partida es: el medio técnico puede convertirse en un sistema abierto de relaciones cuyos resultados derivan de una comprensión de los espacios urbanos. El conjunto de los cinco sentidos humanos en relación con un contexto social especifico detona conocimiento. El conocimiento deviene en teoría. La teoría es la ciencia del sentido. La teoría es el saber fundamentador que permite formular supuestos que otorgan dirección a la incertidumbre para convertirla en una realidad determinada. La búsqueda de conocimientos a partir de nuestra relación con los medios técnicos es una exploración de los sentidos y nuestra relación con el mundo.

 

 

 

 

 

 

Referencias:

Capdevila, P. (2008). The killing machine. huellas de la tecnología en el arte. Escritura e Imagen, 4, 249-271

Caroline A. Jones, Sensorium: embodied experience, technology, and contemporary art, MIT-Press, Cambridge MA, 2006. Con anterioridad Rosalind E. Krauss había aplicado este concepto al ámbito del arte en su The Optical Unconscious, 1993, MIT-Press.

 

Castells, M. (julio, 2002). La dimensión cultural de Internet. Recuperado de: http://www.uoc.edu/culturaxxi/esp/articles/castells0502/ castells0502.html

Gaete, T. (2013). La transformación de la sociedad desde el movimiento social del software libre/Changing society from the social movement of free software. Psicoperspectivas, 12(2), 62-70.

Huguet MG. Filosofar en el s. XXI/Philosophizing in the XXIth century. Logos : Anales des Seminario de Metafísica 2008;41:157-174

Laclette, J. P. (2013). MUCHO MÁS QUE UN TEXTO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA. Revista Mexicana De Investigación Educativa,18(56), 291-298.

Marx, Karl (1968). Manuscritos económico-filosóficos de 1844. México D.F.: Grijalbo.

Sádaba, I. (2007). Sociología de la propiedad intelectual en la era global (tesis doctoral). Universidad Complutense de Madrid. Recuperado de: http://eprints.ucm.es/7707/

Vergara N. HOMBRES Y ENTORNOS: NOTAS PARA UNA METAFÍSICA DEL TERRITORIO. Alpha 2007 12(25):227-236.

Weaver. El artículo fue publicado en la revista American Scientist no 36 en 1948. Constituye, en realidad, un extracto del capítulo1 del libro “The Scientists Speak”, publicado un año antes por Boni & Gaer Inc. Dicho libro sintetiza los resultados de una investigación llevada adelante por Weaver y financiada por la Fundación Rockefeller

Zoya, L. G. R. (2011). TEORÍAS DE LA COMPLEJIDAD Y CIENCIAS SOCIALES: Nuevas estrategias epistemológicas y metodológicas. Nómadas, 30(2), 147-166.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s